Sebastián Gugliermo quiere ganar en la Clase A
El piloto de General Rodríguez viene de sumar fuerte junto a Ezequiel Biondelli en la carrera con pilotos invitados disputada en el Roberto Mouras de La Plata.
Con las actuaciones de ambos pilotos Gugliermo se ubica quinto en el campeonato que lidera Mariano Dainotta, aunque reconoce que falta mucho por aprender y por desarrollar en el «Coquito».
Es por eso que a partir de esta fecha el chasis #10 será atendido en el chasis por la familia Biondelli, mientras que la motorización seguirá bajo la responsabilidad del Tártara Competición.
Conversamos con Sebastián para conocer su opinión acerca de lo logrado en el campeonato y la enorme expectativa de correr por primera vez en el autódromo Hermanos Gálvez de Buenos Aires, lugar donde se desarrollará la cuarta fecha del calendario, los próximos 29 y 30 de Junio «Estamos contentos y muy embalados con los resultados que logramos y con los datos que trajimos de la fecha doble.
Muchas reacciones del chasis que yo creía que estaban mal se ratificaron cuando Ezequiel se subió al auto.
Hoy trabajamos en varias modificaciones, sobre todo en el tren delantero, para mejorar el ingreso a curva que nos está complicando mucho y nos lleva a perder tiempo.
Gracias a los resultados estamos quintos en el campeonato, pero sabemos que podemos ir más adelante.
Por este motivo es que a partir de esta fecha la atención del chasis estará en manos de la familia Biondelli, al igual que los trabajos de modificar la suspensión.
Creemos que aún hay mucho para mejorar y apuntamos a meternos entre los cinco que pelean por la victoria. Puede sonar ambicioso, pero en la vida hay que proponerse sueños y luchar para alcanzarlos.
Esperamos con ansias llegar a Buenos Aires. Creo que todos soñamos correr en le catedral del automovilismo y esperamos que siga la racha de buenos resultados.
Déjame por favor agradecer a todos los que de alguna manera ayudan a hacer posible nuestra participación. A Chito Castro, Tripa, a mi cuñado, a mi esposa, mis hijos, a las familias Biondelli y Tártara y a mis sponsors»