Sebastián Gugliermo subió al podio de la Clase A en el arranque

El piloto revelación 2018 de los chasis llegaba a la primera fecha del año con la firme intención de seguir el desarrollo del “Coquito” que lleva motores de familia Tártara.
En clasificación un tren trasero rebelde complicaba el andar del auto armado en General Rodríguez.
Sin embargo el Chito Racing trabajó luego de la clasificación para revertir la puesta y punto y mejorar la estabilidad del auto.
La final vio avanzar a Gugliermo desde la 14ta posición hasta el 6to puesto final, subiendo al podio y festejando en el día del cumpleaños de su hijo Bautista.
A dos semanas del inicio del segundo capítulo del torneo, que tendrá lugar y día los próximos 13 y 14 de Abril en el Roberto Mouras, conversamos con Sebastián para conocer los trabajos en el auto y nos decía “Fue un fin de semana que arrancó muy complicado porque sentimos que habíamos perdido el auto.
Nos costaba ser competitivos a causa de una pérdida de grip en el tren trasero, y no logràbamos resolverlo.
Para la final volvimos a la puesta a punto del año anterior y encontramos la solución al inconveniente.
Salimos a cuidar en el arranque, dejando que todo tome su temperatura y avanzando en el clasificador.
Hicimos una gran carrera, que nos permitió subir a la 6ta posición y subiendo al podio.
Nos vino muy bien anímicamente porque estás situaciones, donde no encontrás el rumbo, te desmotivan.
Además fue un hecho muy especial poder compartir el podio con mi hijo en el día de su cumpleaños.
Ahora trabajamos en la revisión del chasis, de que no se suelte nada y con la idea de ir avanzando de a poquito hasta conseguir un lugar entre los mejores cinco.
Sé que puede sonar ambicioso, pero siempre en mi vida fui de fijarme metas, y cumplirlas.
Vamos a seguir trabajando, aprendiendo y mejorando para lograr lo que buscamos.
Déjame agradecer como siempre a mi familia, a Chito, al Tripa, a todos mis amigos y a los sponsors quenos acompañan”