Fernando Benítez vió la bandera a cuadros en la final de titulares de la Clase A
Es difícil explicar la sensación que se vive cuando un piloto y su entorno llegan a cumplir sus objetivos.
Más alla de la emoción, cada equipo llega al autódromo con diferentes metas, y nosotros los periodistas tratamos de contarlas.
Fernando Benítez es un soñador como tantos tiene el automovilismo. proveniente de una cuna «tuerca» de Zarate. Sin embargo fue en el futbol donde Fernando descolló, hasta que una operación en la rodilla lo postergó de su sueño con la «redonda».
Lejos de amedrentarse, Benitez puso en marcha el sueño de correr y gracias al esfuerzo de familiares y amigos pudo llegar a la ansiada cuadriculada con el chasis #99.
El décimo puesto final no dejó conforme a Fernando, aun que si a su equipo, ya que debieron largar desde la última fila y afrontar así del debut.
No tuvo toda la suerte consigo el experimentado Emiliano Falivene, ya que la rotura de un palier lo dejó a pie a poco de iniciada la final de pilotos invitados.
Palpitando el regreso de la Clase A al Coliseo Porteño, previsto para los días 29 y 30 de Junio, conversamos con Fernando para conocer las vivencias tras su final y la enorme expectativa de correr en Buenos Aires y nos decía «Fue algo soñado. algo que se daba cerrando los ojos e imaginando el chasis atravesando la recta principal a fondo.
Hicimos un enorme esfuerzo para llegar despues del fallido debut.
Sabíamos con lo que contábamos, y esperábamos una clasificación en la mitad del peloton. Sin embargo un problema en el pesaje nos dejó con las manos vacías.
Salimos a girar la final, esperando que se acomode la fila india y expectante. Fue lo que me recomendaron todos por tratarse de mi primera final.
Pudimos hacer una final muy entretenida, pasando varios autos y realizando maniobras muy lindas.
Realmente me di cuenta que había terminado la carrera por el banderazo, porque yo venía descontándole al auto de adelante y esperaba el momento de ganar una posición.
Después vino el desahogo. El abrazo con el equipo, con mi viejo que me felicitó y el poder hacer realidad el sueño de correr.
Fueron años difíciles con la salud de mi papa, mi problema con la rodilla y mi alejamiento de las canchas, por eso haber cristalizado este resultado fue un enorme desahogo y una revancha que nos dió la vida.
Hoy trabajamos en los frenos del auto, en las masas y demas elementos que requerían un service para llegar el «Gálvez» de la menor manera posible.
Seguiremos peleando por soñar, por mantener viva esta pasión y por seguir aprendiendo.
Dejame agradecer a todo mi equipo, a mi novia, al «Loco» que sabe muy bien quien es, a toda la familia Falivene y familia Donamari y a mis sponsors Marotta Solución, Salas Seguros, Ferreteria la 56, Taller de chapa y pintura Dana, Barberia Lucho Carmona, Pollirubro Güemes Cerrajeria Oscar, Cafe y Bar «Che Maria», MD servicios y Umbrella Boutique»

PREMIO AL ESFUERZO Y AL TRABAJO

PREMIO AL ESFUERZO Y AL TRABAJO

Sergio Morales es el primer campeón Senior de la Clase A Eran incontables los abrazos, los gritos y las palmadas al techo del chasis #12.Sergio Morales, Quique para los íntimos, lograba una campaña deportiva en ascenso que lo colocaría no solo como el monarca de la...

leer más
«CUMPLÍ TU SUEÑO PAPA»

«CUMPLÍ TU SUEÑO PAPA»

En la primer final del día Domingo, el piloto de General Rodríguez debutó como ganador de la Clase A en Buenos Aires Los chasis del TC Regional abrieron la jornada con el ruido de los seis cilindros y 19 maquinas muy bien presentadas hicieron vibrar el asfalto...

leer más
«AÚN NO CAIGO»

«AÚN NO CAIGO»

Mariano Dainotta es el flamante campeón de la Clase A 2019 Fue un claro dominador del torneo, aunque Juany Pierce no se la hizo fácil, entregándonos clasificaciones dentro de la milésima, algun que otro roce y finales a dientes apretados.La fortuna quiso que el de San...

leer más